Open/Close Header Details
Search
Search Open/Close

FATIMABL.NET

Recomendaciones de la RFEA

Recomendaciones de la RFEA

Reiniciamos

RECOMENDACIONES de la RFEA PARA DEPORTISTAS CON LESIONES ESPECÍFICAS PREVIAS AL CONFINAMIENTO

La RFEA recomienda el estricto cumplimiento de las medidas preventivas sanitarias y de higiene adoptadas por las autoridades competentes en cada momento.

La RFEA a través de sus Servicios Médicos y en coordinación con la Dirección Deportiva ha elaborado el presente documento en el que se aportan una serie de recomendaciones para atletas y entrenadores/as. Las recomendaciones se orientan a los/as deportistas que iniciaron el confinamiento con lesiones específicas de cara a retomar los entrenamientos de una forma segura al finalizar la etapa de confinamiento en la que nos encontramos. Se trata de recomendaciones generales que sirven de base para su desarrollo posterior en función de una serie de variables como el tiempo de confinamiento, la actividad que se haya podido realizar, la edad y la especialidad atlética.

Este documento solo pretende ser una guía de ayuda que ayude y asista a los/las entrenadores y deportistas en la vuelta a la actividad con normalidad después de un periodo de excepcional preparación o inactividad, pero no existe una única forma o concepto para recorrer ese camino, por eso, también hay que valorar las características y condiciones de cada atleta de forma individualizada.

El principal objetivo de este documento de recomendaciones es adaptarse al entrenamiento minimizando el riesgo de agravar lesiones o sobrecargas que penalicen aún más el rendimiento de el/la atleta.

CONSIDERACIONES GENERALES

Como recomendación general es muy importante realizar actividades de incorporación y readaptación al entrenamiento durante las tres‐cuatro primeras semanas eludiendo así posibles lesiones por un entrenamiento no adaptado y afrontando con garantías la vuelta a la normalidad

I.‐ No existe un único protocolo válido.

La mayoría de las alteraciones mejoran con las siguientes recomendaciones, pero si tu dolencia no sigue la evolución esperada debes consultar con tu médico o fisioterapeuta de confianza.
Sería recomendable realizar una valoración individual de las alteraciones del sistema musculo esquelético y pautar el protocolo y la gestión de cargas a seguir de manera individualizada en consenso con el entrenador.

II.‐ La inactividad no es óptima para las patologías crónicas.

Con la inactividad, la mayoría de las patologías mejoran la sintomatología, pero será sólo debido a la falta de actividad intensa, y si no se mantiene la estructura con una cierta función terapéutica, no sólo no se solucionará el problema, sino que, incluso puede agravarse en las primeras semanas de entrenamiento. Incluso, deportistas que superaron la dolencia durante la temporada, después del periodo de excepcionalidad preparatoria o inactividad, pueden recaer en las primeras semanas.

Problemas comunes:

  1. a)  Los tendones en inactividad, aunque dejen de doler, debilitan sus fibras de colágeno por la falta de tensión.

  2. b)  En las pubalgias es muy común la recidiva tras periodos de inactividad. Realiza ejercicios de estabilización lumbo‐pélvica también en estos periodos.

III.‐ Recuerda y respeta las pautas básicas:

  1. HIDRATACIÓN: Recuerda mantenerte una hidratación adecuada durante todo el día, pero especialmente si vas a volver a hacer ejercicio. Mantenerse hidratado ayuda a prevenir enfermedades y lesiones, y contribuye a nuestro bienestar físico y mental.

  2. DESCANSO: Procura también dormir de siete a ocho horas diarias. Aprovechemos el ejercicio para recuperar nuestro “reloj biológico”: hacer deporte al aire libre contribuirá a ello por la exposición a la luz natural. Recuerda, realizar un horario estable de comidas te ayudará. Es recomendable comer a las 14.00‐15‐00 horas de la tarde y cenar dos horas antes de ir a la cama para contribuir a un buen descanso.

  3. NUTRICIÓN: Mantén, en todo caso, una alimentación sana y equilibrada, con al menos 5 raciones entre frutas y hortalizas al día, baja en grasas y en azúcares, evitando también los precocinados y la comida rápida.

  4. SUPLEMENTOS: Recomendamos consultar con un especialista, ya que se puede proponer la optimización del estado nutricional con ciertos suplementos en algunos casos. Vitaminas (A, E, C, grupo B o Vitamina D), probióticos, etc.

  5. PROTEGE TU PIEL: Después de un estado de confinamiento, la piel esta menos preparada para la exposición al sol. Por ello, recuerda usar protección solar adecuada en todas las zonas de la piel expuestas: protección UVA‐UVB de amplio espectro con SPF 30‐50+. El producto que elijas debería ser siempre resistente al agua y al sudor y recuerda que debes replicarlo cada dos horas cuando entrenas.

  6. SI HAS SUFRIDO SINTOMAS COVID‐19, la incorporación al deporte será gradual, dependiendo de cuál haya podido ser la gravedad o importancia de dichos síntomas, así como posibles secuelas, todo lo cual deberá ser siempre valorado por tu médico.

*Recuerda que según lo establecido en el BOE‐S‐2020‐12, durante el estado de emergencia no está permitido realizar actividad física a las personas que presenten síntomas o estén en aislamiento domiciliario debido a un diagnóstico por COVID‐19, o que se encuentren en periodo de cuarentena domiciliaria por haber tenido contacto con alguna persona con síntomas o diagnosticado por COVID‐19. Asimismo, tampoco podrán hacer uso de dicha habilitación los residentes en centros socio/sanitarios de mayores.

*Si necesitas asesoramiento en cualquiera de estos aspectos, el departamento médico te orientará o derivará al profesional competente.

IV.‐Empezamos (aquí puedes encontrar todo el artículo)

 

Artículo anterior Volver a correr
Siguiente artículo Desescalada = BOOM DEPORTIVO

x

EVENTOS

RSS

Rutas Ibiza Formentera

Trideporte

3 dias trail

Back To Top